inspiracion-sagradas-escrituras

La inspiración de las sagradas escrituras

¡Hola… Dios te bendiga mucho más! 😉

Se entiende por la inspiración de las Sagradas Escrituras, la influencia sobrenatural del Espíritu Santo ejercida sobre los escritores de la Biblia, con el propósito de guiarlos a escribir la Palabra de Dios, sin mezcla de error. Recuerda que  es necesario que leas la introducción a las Doctrinas Bíblicas.

Los escritores bíblicos fueron guiados por el Espíritu Santo para escribir lo que recibieron por inspiración y lo que oyeron decir a hombres que hablaron bajo inspiración. También fueron guiados por el Espíritu Santo para reseñar sucesos que Dios consideró necesarios para nuestra instrucción o amonestación.

Todo esto nos da autoridad para decir que la Biblia es:

  • La Palabra inspirada de Dios, por medio de la cual Él se comunica con la humanidad.
  • La Regla infalible de Fe y conducta para guiarnos de la tierra al cielo (Jn. 5:24, 39; 14:1-6; Hech. 4:12, 16:31; Sal. 119:11, 33, 105; Mat. 5:1-16; 1Ped 1:14-17).

 “La inspiración Divina nos da la garantía de que la Biblia es la auténtica Palabra de Dios dada a los hombres”.

 RELACIÓN DE LA INSPIRACIÓN CON LA REVELACIÓN Y LA ILUMINACIÓN

LA ILUMINACIÓN: es la influencia del Espíritu Santo que nos permite entender la Palabra de Dios. Generalmente los que recibían o escribían la Palabra de Dios bajo inspiración Divina, fueron también iluminados para entenderla, pero tenemos casos en que no fue así, por ejemplo, Daniel 12: 8,9.

  • Admite grados, mientras que la Inspiración no.
  • La Iluminación continúa, mientras que la Inspiración Divina finalizó.

 “La Inspiración fue dada para escribir La Palabra de Dios; La Iluminación para entenderla”.

REVELACIÓN: se entiende por Revelación, el acto por medio del cual, Dios proporciona al hombre verdades que éste por sí mismo no puede conseguir o alcanzar. Por revelación los apóstoles, profetas y otros siervos de Dios recibieron muchas verdades de parte de Dios y por inspiración fueron registradas o escritas.

 CARACTERÍSTICAS DE LA INSPIRACIÓN DIVINA

1.- Divina y no simplemente humana: la inspiración humana ha producido muchas y hermosas obras literarias, pero la Palabra de Dios reclama una inspiración superior, una inspiración divina. El apóstol Pedro declara que:” Nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo” (2Ped. 1:21). El apóstol Pablo también afirmó que “Toda la Escritura es inspirada por Dios”. (2Tim. 3:15,16).

2.- Viva y no mecánica: aunque la Biblia menciona casos en que el escritor parece ocupar el papel de un secretario (Ex. 34:27,28); ella nos muestra una interacción del Espíritu Santo y el Escritor (2Ped. 1:21). Cada escritor manifiesta un estilo diferente, que es el sello de su propia personalidad. Por eso, el Pentateuco es la Palabra de Dios sin dejar de ser las palabras de Moisés (Luc. 16: 29-31).

3.- Verbal y no simplemente conceptual: algunas personas dicen que Dios inspiró los conceptos en las mentes de los escritores bíblicos y los dejó en la libertad de escoger y usar las palabras que ellos creyeran convenientes. Pero el énfasis que hacen los apóstoles, Pablo en 1 Cor. 2:13 y Pedro en 2Ped. 1:21, dicen a las claras que Dios los guió a escoger las palabras exactas que él quería que usaran, con el propósito de comunicar fielmente el mensaje Divino.

4.- Plenaria: con esto se establece que todas las Sagradas Escrituras poseen la misma inspiración. Ningún libro bíblico, ni porción bíblica, es más inspirado que otro. La misma Biblia aporta los siguientes argumentos: 

  • Dios no da su Espíritu por medida (Jn. 3:34).
  • Todos hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo (2Ped. 1:21).
  • Pablo enfatizó que “Toda la Escritura es inspirada por Dios” (2Tim. 3:16).
  • El Señor Jesucristo endosó el Antiguo Testamento y no mencionó que alguno de sus libros fuese más inspirado que otros (Mt. 5:18,12:39-42; Luc. 24:25).

5.- Única: algunos dicen que la Inspiración es común a todas las personas o a todo creyente. Los creyentes en todos los tiempos han gozado de la iluminación del Espíritu Santo para entender la Palabra de Dios; pero la Inspiración divina fue dada únicamente a los Escritores bíblicos, con el fin de escribir la Biblia. Una vez escrito el último libro de la Biblia, Apocalipsis, cesó la inspiración divina.

 PROPÓSITOS DE LA INSPIRACIÓN DIVINA

  1. Dar a la humanidad, en forma escrita, la auténtica Palabra de Dios.
  2. Que la Palabra Escrita gozará de la autoridad divina.

 PRUEBAS DE LA INSPIRACIÓN DIVINA DE LAS SAGRADAS ESCRITURAS

1.- Internas:

1.1.- Ellas afirman ser inspiradas por Dios: los apóstoles proclamaron la inspiración de la Biblia (2Tim. 3:16; 2Ped. 1:21). El Antiguo Testamento también reclama inspiración divina. La frase “Y dijo Dios” o su equivalente, aparece más de 2000 veces en el Antiguo Testamento como una señal contundente de que los profetas hablaron bajo inspiración divina (Ex. 24:1-4. Lev. 8:1-5. 1Sam. 8:7, Jer. 7:1, Is. 1:2). El Señor Jesucristo también endosó el Antiguo Testamento, lo citó, vivió conforme a sus enseñanzas y declaró que ni una tilde de la Ley sería abrogada (Mat. 5:18,12:39-42; Luc. 24:25).

 1.2.- Su unidad de pensamiento: a pesar del tiempo, 1600 años aproximadamente, y de la cantidad de escritores que intervinieron en la formación de la Santa Biblia, aproximadamente 40, procedentes de diferentes niveles sociales, de diferentes culturas (reyes, estadistas, sacerdotes, médicos, agricultores, pescadores, etc.). Muchos de ellos nunca se conocieron ni leyeron los libros o cartas escritas por los otros; sin embargo, la Biblia posee una maravillosa unidad de pensamiento.

“Toda la biblia apunta al plan redentor de Dios en la persona de su amado Hijo Jesucristo”.

1.3.- Su inigualable frescura: muchos libros no aguantan dos (2) leídas, la mayoría de ellos nunca son leídos en su totalidad. Pero la Biblia es el manantial de agua fresca y saludable, donde la mayoría de los seres humanos de todos los tiempos han acudido a nutrirse y a refrescar su sed. La Biblia es el libro de la humanidad. Millones de millones la han leído durante toda su vida y la han encontrado siempre fresca, nueva, de maravillosa actualidad. La Biblia se ha ganado el título de “El Libro Siempre Nuevo”.

1.4.- Sus muchas profecías cumplidas.

2.- Externas:

2.1.- Su extraordinaria circulación: la Biblia es el libro más traducido y más leído por toda la raza humana.

2.2.- Su milagrosa preservación: la Biblia ha permanecido intacta a pesar de muchísimas persecuciones a través de los siglos. Alguien dijo que “La Biblia es el yunque donde se han roto muchos martillos”.

2.3.- Su influencia benefactora sobre los seres humanos:

  • Realza el valor de la vida humana.
  • Ha transformado a millones de millones de personas (2Cor. 5:17).
  • Ha transformado muchas naciones, las ha preservado del mal y las ha guiado por la senda de la luz. (Salmo 119:105).
  • Irradia luz espiritual sobre los hombres.
  • Liberta a los cautivos espirituales (Jn. 8:32).
  • Fomenta el amor y la igualdad entre todos los hombres (Marcos 12:31; Juan 13:34; Gálatas 3:28; Colosenses 3:11).

LA INVIOLABILIDAD DE LA BIBLIA

La Biblia, La Palabra de Dios, está formada por 66 libros, los cuales reciben el nombre de libros canónicos, es decir, libros reconocidos como verdaderamente inspirados. Génesis abre la inspiración divina y la cierra el libro de Apocalipsis, el último en ser escrito. En lo que respecta al plan de salvación, con Apocalipsis se cierra la Revelación divina, y Dios establece sentencia de juicio a cualquiera que le quite o le añada a la Biblia (Ap. 22:18-20).

“La Biblia es la Regla Infalible de fe y conducta”.

 LOS LIBROS APÓCRIFOS

Estos libros no llenaron los requisitos establecidos por el canon y fueron calificados de “no canónicos o de segunda inspiración”, por lo cual no fueron incluidos en la Biblia.

La Biblia católica contiene algunos de estos libros apócrifos: Tobías, Judith, Sabidurías, Eclesiástico, Baruc, 1 y 2 de Macabeo; un apéndice a Esther y otro al libro de Daniel. Estos libros no fueron escritos en hebreo o arameo, como los demás libros del Antiguo Testamento, sino en griego. Nunca fueron citados en el Nuevo Testamento ni por el Señor Jesucristo ni por los apóstoles. El historiador Flavio Josefo, en su lista de libros aceptados por los judíos no coloca a los apócrifos. Estos libros recomiendan impiedad: Un ángel mentiroso en Tobías 5:12; el suicidio en 2 Macabeo 14:42; La brujería en Tobías 5:16. Por todos estos motivos no aceptamos los libros apócrifos.

 LA SANTA BIBLIA

La palabra “Biblia” proviene del término griego Biblos, nombre de un puerto sirio desde donde se exportaba grandes cantidades de “papiro”, materia prima del material de escritura más usado en la antigüedad.

Jerónimo, uno de los Padres de la Iglesia, fue el primero en utilizar para Las Sagradas Escrituras el nombre de “Biblioteca Sagrada” (cercano al año 400 D. C), y de este nombre se originó la palabra “BIBLIA” que usamos en la actualidad.

La Biblia fue escrita en tres idiomas:

  1. Hebreo: la mayor parte del Antiguo Testamento.
  2. Arameo: pequeñas porciones del Antiguo Testamento.
  3. Griego coiné (común): el Nuevo Testamento.

Los escritos originales de la Biblia no poseían divisiones, capítulos ni versículos.

 DIVISIÓN DE LA BIBLIA

1.- Antiguo Testamento: 39 libros

1.1.- El Pentateuco o Libros de la Ley: escrito por Moisés.

  • Génesis: el libro de los comienzos.
  • Éxodo: el libro que relata la salida de Israel de Egipto.
  • Levítico: el libro de las leyes y las ceremonias.
  • Números: el libro de los censos.
  • Deuteronomio: el libro de la repetición de la ley (Un recuento).

1.2.- Libros históricos: narran las vivencias o la historia del pueblo de Israel. Son 12 libros, desde Josué hasta Esther.

1.3.- Libros poéticos: poesías, cantos de adoración y alabanzas a Dios e instrucciones para aprender sabiduría. Son 5 libros, desde Job hasta Cantar de los cantares.

1.4.- Profetas Mayores: historia de Israel desde un punto de vista profético. Profecías dirigidas a Israel y a las naciones vecinas y Profecías tocantes al Mesías. Son 5 libros, desde Isaías hasta Daniel.

1.5.- Profetas menores: profecías dirigidas a Israel y a algunas naciones vecinas. Son 12 libros, desde Oseas hasta Malaquías.

2. El Nuevo Testamento: 27 libros.

2.1.- Los Evangelios: Son 4 libros. Narran la vida y Obra del Señor Jesucristo.

  • Mateo: escrito a los judíos.
  • Marcos: escrito a los romanos.
  • Lucas: escrito a los griegos.
  • Juan: escrito a todos los hombres.

2.2.- Libro Histórico: 1 libro. Narra el nacimiento y desarrollo de la Iglesia. Hechos de los Apóstoles.

2.3.- Epístolas: (Cartas dirigidas a Iglesias o personas). Son 21 epístolas, desde Romanos hasta Judas.

2.4.- Libros proféticos: 1 (uno). Apocalipsis (Revelación).

¿Interesante el artículo?. Ayúdame a seguir predicando, compártelo en tus redes sociales con los botones de abajo. 😉

Agregame en Facebook.

Recibe cada tutorial bíblico en YouTube AQUÍ.

Gracias, Numeros 6:24😉.

 

Anuncios

One Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s