Los Sacramentos de la Iglesia

Hola, ¿que tal? 😉. Estoy agradecido con Dios porque el blog tutoriales bíblicos está creciendo en visitas. Es una alegría, a pesar de tener muy poco tiempo, he recibido aceptación. La idea es predicar el evangelio de Cristo.

Tengo una pregunta para tí, ¿qué ceremonias son aprobadas por Dios?. El artículo de hoy responde esa pregunta, aprenderemos cuáles son los sacramentos de la Iglesia y su importancia. El artículo pasado se tituló la santificación del hombre.

Los-sacramentos-de-la-iglesia

Definición de Sacramentos

Se llama sacramentos a aquellas ceremonias divinamente establecidas y practicadas por la iglesia cristiana. Los sacramentos que guarda la Iglesia Cristiana Evangélica son dos: Bautismo en agua y Santa Cena. Vamos a estudiar esta doctrina bíblica un poco más profundo.

1.- BAUTISMO EN AGUA

El término bautismo viene de la palabra griega “baptisma que implica el proceso de inmersión o sumergirse.

El bautismo cristiano en agua fue introducido por Juan el Bautista por mandato de Dios (Jn. 1:33) y fue observado u obedecido por el Señor Jesucristo (Mat. 3:13-17). Los apóstoles lo practicaron, pues el Señor Jesucristo ordenó que todos sus discípulos fueran bautizados (Mat. 28:19. Mr. 16:15, 16).

Juan el Bautista exigió la confesión de pecados como requisito para ser bautizado por él; el Señor Jesucristo va más allá de la confesión de pecados y exige una relación viva con El. Todos sus discípulos son bautizados y guardan su Palabra (Mat. 28:19. Mr. 15:16). Por lo tanto, el bautismo debe verse no solo como el rito o símbolo de inicio de la vida cristiana, sino como un compromiso Personal con el Señor Jesucristo, de ser su discípulo y aprender de Él.

El bautismo como un símbolo

El bautismo es un símbolo de muerte y resurrección (Rom. 6:1 -10. Ef. 4:22-29); Muerte a la vida antigua, al pecado. Al estar bajo las aguas es como estar sepultado y al salir de ellas es como la resurrección a una vida nueva, plena en Cristo Jesús.

Bautismo de niños: la Biblia no presenta un solo caso de bautismo de infantes (niños), por lo tanto, tal práctica se considera anti bíblica. El mismo Señor Jesucristo fue bautizado a los 30 años, aproximadamente.

¿Cómo se hace el bautismo?

La forma: el bautismo se hace por inmersión (zambullirse en el agua).

La fórmula: el bautismo se ministra por mandato del Señor Jesucristo, en el nombre del PADRE, y del HIJO y del ESPÍRITU SANTO (Un reconocimiento a la Santísima Trinidad).

Lo que no hace el bautismo:

  1. No hace al hombre un cristiano; se bautiza porque ya es cristiano.
  2. No limpia el pecado; solo la sangre de Jesucristo tiene poder para hacerlo.

Lo que hace el bautismo:

  1. Identifica al hombre con el Señor Jesucristo:
  2. En la obediencia (“Cumplir toda justicia”)
  3. En su muerte.
  4. En su resurrección.
  5. Le da al creyente sentido de pertenencia; él siente que la iglesia le pertenece, es “su iglesia”; a la vez, la iglesia lo reclama como su miembro, “Fulano de Tal es miembro de la iglesia “Tal” (1Cor. 12:12).

Requisitos para ser bautizado:

  1. Haber aceptado al señor Jesucristo como único y suficiente Salvador (Hech. 4:12; 16:31; 1Tim. 2:5).
  2. Haber nacido de nuevo (Jn. 3:3).
  3. Tener un testimonio claro y sincero de fe en el Señor Jesucristo (Hech. 8:26-38).
  4. Reconocer el bautismo como un acto de obediencia y compromiso con el Señor, pero a la vez como un acto voluntario. Es totalmente normal que una persona salvada por el Señor y que quiere serle fiel y obediente en todo, anhele ser bautizado y se esfuerce por lograrlo. El Señor consideró el bautismo como parte de la justicia de Dios.

Privilegios que proporciona el bautismo:

  1. Satisfacción de cumplir la voluntad de Dios.
  2. Constituye al creyente en miembro en plena comunión de la iglesia local
  3. Participar de la Santa Cena. 

“EL BAUTISMO DEBE SER IRREPETIBLE EN LA VIDA DEL CREYENTE”

Aprovecha y descarga gratis el Manual de DoctrinaDescarga-manual-doctrinas

2.- LA SANTA CENA

Consiste en la participación de los elementos: El pan y el fruto de la vid, como expresión simbólica de la obra expiatoria del Señor Jesucristo, y en memoria de Él.

Su institución: la Santa Cena fue instituida en el contexto de la pascua judía por el Señor Jesucristo (Mt. 26:20-30). El apóstol Juan afirma que el Señor Jesucristo murió en la tarde en que el cordero pascual fue sacrificado (Jn. 18:28), esto significa que la Santa Cena fue instituida el día anterior a la “cena pascual”.

La santa Cena es superior a la cena judía. El Señor Jesucristo, al ofrecer el pan y el fruto de la vid en representación de su cuerpo y su sangre, con las palabras “haced esto en memoria de mí”, se señaló a sí mismo como el verdadero sustituto del cordero pascual, y a su muerte como el acontecimiento que libertaría al nuevo Israel. Por otro lado, el Señor introduce en la Cena el ritual del Nuevo Pacto, esto indica que el pacto antiguo quedó abolido (Mat. 26:28; 1Cor. 11:25).

Los elementos de la Santa Cena

1.- El pan: representa el cuerpo del Señor Jesucristo (Mat. 26:26) que fue partido y molido por nuestros pecados (Is. 53:5)

2.- La copa (El fruto de la vid): la copa representa la sangre del Señor, derramada para remisión de todos los pecados (Mat. 26:28).

Puesto que, cuando el Señor Jesucristo instituye la Santa Cena no había muerto, luego entendemos que usa el “pan” y “el fruto de la vid” en sentido figurado. Tanto para el pan como para la copa, el Señor usa el artículo neutro “esto”, lo cual refuerza el carácter figurado o representativo de los elementos.

Cuando se celebra la Santa cena, se participa del pan y el fruto de la vid como una representación del cuerpo y de la sangre del Señor; nunca los elementos se convierten o transforman en carne ni en sangre; si así fuera, cada vez que se celebra la Santa Cena estaríamos sacrificando (matando) al Señor Jesucristo. La Palabra de Dios dice que el Señor murió una sola vez (Rom. 6:9-11; Heb. 9:28; 10:10-14).

¿Qué nos enseña la Santa Cena?

  • Nos enseña acerca del gran amor del Señor Jesucristo (Jn. 3:16. Rom.5:8).
  • Es un recordatorio o memorial del sacrificio expiatorio del Señor a favor de la humanidad (Is. 53:6). Él dijo que la celebremos en su memoria (Luc. 22:19,20; 1Cor. 11:25).
  • Nos habla de comunión.
  • Comunión entre los creyentes, pues todos participan del mismo pan y de la misma copa.
  • Comunión con el Señor, pues es su cena y la celebramos en memoria suya.
  • Nos habla de la venida del Señor Jesucristo, pues Él dijo que no la tomaría más, hasta aquel día en que la tomará con nosotros en el Reino de su Padre (Mat. 26:29). El apóstol Pablo dijo que cada vez que celebramos la Santa Cena, la muerte del Señor anunciamos hasta que El venga (1Cor. 11:26).
  • Nos dice que nuestra salvación es segura, pues está basada en el pacto hecho por El Hijo de Dios con su propia sangre (Mat. 26:27, 28). 6.N os enseña una entrada triunfal y gozosa al Reino de los Cielos, pues celebraremos la Santa Cena en el cielo con el Señor.

“El Señor quiere que su iglesia tenga siempre presente el sacrificio que El realizó por ella en el Calvario”.

 Requisitos para tomar la Santa Cena:

  1. Ser redimido por la sangre del Señor Jesucristo.
  2. Ser bautizado en agua.
  3. Estar en plena comunión con la iglesia.
  4. Examinarse a sí mismo.
  5. T ornarla en estado de dignidad

Riesgo de tomar la Santa Cena indignamente

  1. Caer bajo juicio de Dios.
  2. Enfermedades físicas o espirituales.
  3. Muerte física o espiritual.

En conclusión, hay solo dos ceremonias divinamente establecida. Existen muchas propuestas o impuestas por el hombre pero que no aparecen en la biblia. Algunas llegan a tener tendencias malvadas u oscuras. Así que, es menester estar orientado en la biblia.

Compartelo-en- tus-redes-sociales

Anuncios

3 comentarios en “Los Sacramentos de la Iglesia

  1. Pingback: El bautismo en el Espíritu Santo – Turiales Bíblicos

  2. Tutoriales

    Debes establecer la diferencia entre sacramento y ordenanza, sacramento implica que quienes lo practican tienen meritos en cuánto a salvación , es decir son puntos a favor de su salvación, mientras que las ordenanzas-bautismo y santa cena no acumulan meritos para la salvación, entendido que la salvación es un acto soberano de Dios otorgada a aquellos que creen en Cristo.—Solo fe. Solo Escritura.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s